El Jeep Compass -el SUV mediano de la marca especialista en off-road recibió un importante rediseño, con el que ganó más sofisticación y adoptó una nueva motorización turbo-naftera que mejoró su consumo y elevó su potencia

El segmento de los SUVs medianos ha pasado a convertirse en la categoría que más crece, incluso más que la de los utilitarios deportivos chicos, donde Jeep compite con el Renegade. La contienda entre los SUVs medianos, como consecuencia de la llegada de nuevos jugadores (los últimos en sumarse fueron el Toyota Corolla Cross y el Volkswagen Taos, ambos ocupan el primer y segundo puesto en ventas del segmento), se puso ardua y en este contexto la estrategia de Jeep de revitalizar a su modelo referente, el Compass, fue más que acertada.

Interpretando el mercado

Concebido sobre la misma plataforma del Renegade y la pick up Toro, el Jeep Compass fue uno de los SUVs medianos que mejor interpretó el gusto de quienes buscaban modelos en este segmento: ofrecer un SUV que no solo luzca rudo, sino que también pudiera permitir escapadas por caminos no asfaltados y oficiar de un cómodo y ágil citadino para moverse por las urbes. Esta nueva actualización tuvo en cuenta todos estos ítems y los reforzó.

Algunos cambios exteriores

No son muchos los cambios que recibió por fuera, pero los que adoptó bastaron para separarse a primer vistazo del modelo que se vende en nuestro mercado desde el 2016. El símbolo de la marca -la parrilla de 7 ranuras- fue retocada, lo mismo que las ópticas principales, las cuales ahora cuentan con faros full led, al igual que las luces auxiliares.

El paragolpes delantero también está de estreno. A diferencia del anterior, el nuevo Jeep Compass cuenta con mayor ángulo de ataque, lo que claramente tiene como cometido mejorar las incursiones off-road (en el caso de la versión 4×4) y dejar al resguardo ese sector de posibles roces en los badenes o cunetas (para las versiones 4×2). No queremos dejar de mencionar el nuevo dibujo de las llantas de 17 y 18”, según versión.

Más sofisticado   

Es muy importante el cambio que el nuevo Jeep Compass experimentó puertas adentro. Aquí la marca logró como resultado final una mayor sofisticación.

Una de las principales novedades es el nuevo panel frontal, donde lo que más se destaca es el tablero 100% (solo en la versión tope de gama). Adicionalmente se incorporaron nuevos paneles de puerta, más espacios para guardar objetos y se renovó por completo el volante, con nuevos comandos satelitales y el logo Jeep.

Los sistemas multimedia Uconnect también fueron actualizados y varían de tamaño: de 8,4” para el nivel de equipamiento Sport a 10,1” para el resto de las cuatro versiones. También hay que mencionar nuevas soluciones tecno, como la apertura del baúl sin manos y el cargador inalámbrico de celulares, disponible desde la variante Longitud Plus.

Más compacto y eficiente

Las novedades también llegaron debajo del capot, un que posiciona al Jeep Compass como el SUV más equilibrado de su segmento.

Jeep decidió reemplazar al TigerShark 2.4 naftero de 174 CV y 229 Nm, un propulsor que siempre se caracterizó por su elevado consumo, por un motor más moderno y compacto y menos gastador. Se trata del turbo-naftero de 1.3 litros de 175 CV y 270 Nm (el mismo que ahora ofrece la nueva Fiat Toro), el cual está reservado para las versiones con tracción simple y caja automática de 6 marchas

La motorización 2.0 litros turbo-diésel de 170 CV y 350 Nm alimenta a la única versión 4×4 con caja automática de 9 marchas. Esta última, estrena un sistema de reducción catalítica selectiva (SRC), cuya principal función es la reducción de las emisiones de óxido de nitroso en nitrógeno y vapor de agua.

Seguridad en alto

Todo lo que concierne a la seguridad, también fue mejorado. Incluso la versión menos equipada ya dispone de 6 airbags, cámara de marcha atrás y Control de Velocidad Crucero.

Desde la versión Longitud Plus en adelante ya aparecen las Asistencias a la Conducción, como el Detector de Punto Ciego, las alertas de Tráfico Cruzado y de Cambio Involuntario de Carril, el Asistente de Frenado Pre-colisión, el Control de Velocidad Crucero Adaptativo y los detectores de señales de tránsito y de fatiga, entre los más importantes.

Ficha técnica

  • Modelo: Jeep Compass 2022
  • Fabricado en: Brasil
  • Motores: motorización naftera T270 de 175CV y 270Nm (para las versiones Sport, Longitude, Longitude Plus, Limited Plus) y motor  2.0 litros turbo-diésel de 170 CV y 350 Nm (versión Trailhawk, tope de gama)
  • Caja: automática de 6 y 9 marchas, según versión.
  • Proporciones: Largo: 4.394 mm | Ancho: 2.033 mm | Alto:1.645 mm
  • Distancia entre ejes: 2.636 mm
  • Capacidad de baúl: 390 litros

Etiquetado: